abril 18, 2006

8,760 horas antes de iniciar los TAS

En 120,012 horas tú:
Has conocido mis alegrías, sueños, manías, miedos y debilidades. Has detectado cuando estoy por estallar, llorar, enojar, cuando necesito hablar y cuando no quiero hacerlo. Sabes: que no vivo sin chicles o café, que me encanta escuchar música, que soy aburrida, que me gusta escribir, que sufro de migraña, que no mido 1.64 sino 1.62, que aún conservo el cuaderno de inglés de la prepa con las envolturas de dulces que me regalabas (claro, después de haberte embuchado tu los dulces!), que sin lentes no podía dar ni un paso, que cuando me decepciono de algo o alguien me alejo, que trato de ser equilibrada, que siempre busco la estabilidad, que le voy a los vaqueros de toda la vida, que odio esperar mesa en las elodias, que fui pésima en biología y ética, que anhelo tener una licorera de bolsillo, que soy intolerante hasta hacer rabiar... y que domino la línea tradicionalista y conservadora (je!).

En 120,012 horas yo:
He conocido tus alegrías, sueños, logros, tristezas, miedos, frustraciones y debilidades. Se: que cuando estás a punto de armar una revuelta no mides consecuencias una vez que te hacen enojar, que 90 por ciento de lo que estás hecho es de nobleza, que no vives sin cigarros o café, que te encanta el fútbol americano y el soccer, que te gusta vestir y vivir bien, que te gusta comer mientras duermes, que ingresaste a la facultad pensando estudiar administración, que te lamentas de no haber estudiado computación en la prepa, que odias a los kaluris y los tacos de tacubaya, que eres zurdo y escribes lentísimo, que bailas mal pero igual lo haces!, que cuando tomas una decisión no hay marcha atrás, que eres solidario, que eres incapaz de ir en contra de los que amas, que jamás aprendiste a nadar, que no te gusta leer, que coleccionas recuerdos y basuritas de la prepa, que tu bebida favorita es el whisky, que le ibas a los Raiders y que actúas y gritas todo lo que platicas.

En 120,012 horas ambos:
Hemos compartido momentos divertidos y tristes, cariño, alegrías, tristezas y dolor... y hasta equipos de fútbol. Hemos crecido por caminos distintos y con sentidos semejantes. Hace 120,012 horas que sabemos que nuestros aciertos y desaciertos no habrían sido lo mismo sin compartir...

Feliz cumpleaños Capitán Trifulca (aunque ud. no quiera festejar)

2 comentarios:

Brenda dijo...

Pasando a saludar y keriendo dejar huella.

Un cordial saludo para ti.

Muy interesante blog.

Bye.

Carimy dijo...

Un gustazo coincidir por aqui... que padre que te animaste y dejaste tu huella, asi la pude seguir (que padre encontrar que no soy la unica a la que le gusta la peli de los Caifanes).
Seguro coincidiremos tambien "a orillas del Rio Bravo".
Hasta pronto