septiembre 01, 2008

La despedida



Fotografía "Coffe on trable in Plaza Mayor Cafe" de Jack Hollingsworth


Llegué 15 minutos antes de lo planeado, pido una mesa en la banqueta para poder fumar a placer... me asignan una que queda a lado de la de una pareja.

a: No soporto comer solo, por eso la llame, por que ya tengo 7 años de estar solo y ya me cansé... quiero divertirme, salir, chelear y putear...
b: Pues con que no te pase lo que a Enrique
a: Ah! pero yo no he hecho todo lo que él le hizo a su vieja... y él queria estar solo no?... pues le salió bien, ahora que se siente y lo disfrute...
b: Estás empezando como él!
a: No, la diferencia es que yo llevo 7 años estando sólo y ¿sabes qué?, ¡ya me cansé!

Moi de Rioux: Ese Enrique parece todo un ogt arrepentido... ¿será el galán de a?... ¿a qué hora irá a llegar el Capi?... tomo un cigarro.

b: Si estás poniendo en orden todo debarías comenzar por Enrique...
a: No, eso ya lo tengo solucionado, él me conviene como aliado, no lo soporto, pero como enemigo tampoco me sirve, lo sobrellevo y con eso es suficiente. A mi me conviene, así puedo llegar a casa temprano, aunque sea para estar solo.
b: Pero eso es por que tu lo decidiste.
a: No, es por que tu nunca estabas... o cuando si, nunca me hablabas. El día que decidiste que te ibas ni siquiera me llamaste para avisar.

Moi de Rioux: Sopas!... a y b son pareja!... si llega el Capi ya no sabré como se arreglan... mmh... y bueno, a él no le gustará escuchar esta conversación... otro cigarro!

a: ¿Y sabes por qué te cuento esto? por que me duele mucho saber que de un jalón terminaste con 7 años de trabajo, ya teniamos todo, habíamos trabajado a la familia, teníamos nuestra casa... y tu de un jalón lo acabaste. ¿Crees que no me duele cuando me llamas? Claro que me duele, pero la vida sigue y estoy cansado de no ser feliz, de sentirme tan solo. Verás que hoy que llegues a tu casa, la vida sigue... sin nosotros.
b: No, yo quiero pensar que cuando llegue a mi casa tu me llamarás y me dirás que me amas.

*Silencio* Largo silencio*

Moi de Rioux: Cuanta pinche tristeza!... café y cigarro!

Mesero: su cuenta
a: Gracias, vamonos!
b: Gracias

Veo como caminan dos hombres más que atractivos, tristes... se detienen sobre la acera frente a mi, me miran... ellos saben que yo sé... yo me quedo triste... tras de ellos veo pasar, por fin, el auto del Capi que mira al Valet Parking... se baja del auto y a la entrada me busca con su mirada... lo saludo y le sonrio... le cuento de la tristeza que dejo esa pareja en la mesa de lado.

5 comentarios:

Gustvao dijo...

Nada como escuchar una conversación ajena...

Un abrazo!

Rioux dijo...

Gustvao:
... hacía tiempo que no meticheaba tanto, pero si, nada como escuchar a un par de desconocidos!

Besazos

Gustvao dijo...

Confieso que lo hago a menudo... es como ver en otro planeta

mOLkgT dijo...

chale... ya hasta me puse triste... eso de "yo quiero pensar que cuando llegue a mi casa tu me llamarás..." chale... las conversaciones ajenas tienen creative commons no? bueno voy por un sushi a ver si escucho a alguien que me ponga feliz...

Rioux dijo...

mOLkgT:
Igual, a mí la tristeza me duró ese fin de semana completo...
Tu comment me recordó algo que me dijo una amiga un día en el msg: "la cosa, mi querida economoca, es que la felicidad radica en saber que la realidad propia está menos jodida que la de los demás"... ante una conversación como la de esa pareja, las mesas vecinas están menos jodidas :D