abril 19, 2005

VL 05

Aunque desde el inicio no encontré ningún motivo de delirio sabía que no podía perdérmelo, ya un par de veces me sucedió y jamás me lo perdonaré...
Con todo y la falta de locura y entusiasmo desmedido por parte mía, estaba feliz de que por primera vez no se empalmaban los horarios de los grupos que decidí escuchar, fui totalmente mentalizada para conocer nuevos grupos de los que ya tenía alguna referencia y probablemente podría encontrar nuevos horizontes sonoros, y así fue. La primera sorpresa grata la encontré desde el inicio de mi itinerario musical, San Pascualito Rey fue el grupo que despertó mi entusiasmo con su rock cadencioso, en la primera rola ganó toda mi atención y para la tercera mi corazón estaba siguiendo su ritmo, nota por nota; simplemente me encantaron!
Después fui a ver a los Estrambóticos, que aunque había escuchado un par de canciones de ellos, no los conocía. Me gustaron, pero no me volvieron loca... tal vez es por que aún en mi mente se encuentran las imágenes de algún vive latino anterior, cuando después de Los de Abajo tocó el Panteón Rococó. Desde entonces, no puedo dejar de relacionar la idea del sol, calor y color con esos grupos (claro, ahí también caben perfectamente los Auténticos Decadentes). Luego les eche un oído a los Shajatos, de quienes me encantó su música, pero me desilusionó la voz, no pude apreciarlos mucho, ya que la gente ahí reunida los abucheaba y molestaba mucho... me dio pena ajena y decidí irme de ahí.
La consecuencia de salirme antes fue que mi planeación sufrió el primer cambio, pensando en que todavía faltaba para que tocara De Saloon, me quede pranganeando en los puestos del tianguis del Chopo, ya ni me enteré que pex con ese grupo y me fui a ver a Zoé y que era uno de los cinco grupos de los cuales ya tenía la garantía de que me gustaría y así fue!
Luego me fui a ver al grupo para el cuál más expectativas había creado, Porter, me gustaron pero no tanto como yo creía que sería, lo cual tiene mucho que ver con el hecho de que se trata de un grupo que apenas está teniendo presentaciones, realmente es un grupo joven que promete mucho, lo único que espero es que no suceda con él lo que ha pasado con Jumbo que en sus inicios crearon un ambiente de grandes expectativas y aunque son buenos, las expectativas fueron mayores a lo que hicieron después de su primer disco. En fin, Porter me gustó, pero si creo que tengo que esperar a que tengan otro disco.
Ahí siguieron los Liquits, que llevaron de invitada a Natalia Lafourcade, por lo que el comienzo fue malo, la gente se la pasó gritándole y rechiflando, no fue una bienvenida grata y en mi caso logró que mi atención jamás aterrizara sobre el grupo en sí. Me gustó su canción que están promoviendo, pero no vi nada más allá de eso.
Para descansar un rato, fui a las gradas y desde ahí vi a Vicentico, quien comenzó más tarde de lo programado y que sin los Fabulosos no me gusta nadita, me cae bien, pero pues como que no le ha invertido a su grupo o tal vez es que precisamente lo que no le interesa es hacer otros fabulosos no?... y luego de eso, llegó uno de los momentos más chidos de la tarde, Jarabe de Palo tocó genial, lo malo fue que la lluvia llegó en el mismo momento que él, pero ese no fue pretexto para no disfrutar, por lo que en cuanto escuche la primera nota del lado oscuro, deje de protegerme de la lluvia, lo cual fue lo mejor que hice, ya que para cuando canto grita, ya había logrado un buen avance hacia el escenario y estuve muy cerca de él.
De ese momento en adelante, las cosas comenzaron a salir no tan bien para mi, ya que Macaco resultó ser un grupo con una marcada tendencia al rap, y pues las dos canciones que yo había escuchado de ellos no tenían mucho que ver con lo que presentaron en el festival, y pues no me gusto nada, creo que no fui la única ya que fue el escenario más vacío que vi el sábado, por lo mismo, no quise quedarme más y me fui al escenario verde para ver a los Skatalites, a quienes ya había visto en el programa de Suave es la Noche y no me gustaron mucho (no al menos para verlos 40 minutos), desafortunadamente por la lluvia se había retrasado la actividad en ese escenario y ahí me toco una segunda llovizna, así que me tocó ver el show completo, que no fue malo. Además la esperanza de ver a Los de Abajo, me mantuvo muy contenta ahí. Ingenuamente, creía yo que a partir de ahí me volvería la mujer más feliz del lugar, por que desde esa hora en adelante comenzarían a tocar grupos más conocidos y de mi agrado. Para cuando salió Liber, ya sentía yo un ambiente extraño, por que como lo dije antes, me parecen un grupo lleno de sol y color, por lo que verlos mientras anochecía me resultó muy raro, sin embargo, si fue uno de los mejores momentos que pase el sábado!
Je, como dije, ingenuamente pensé que de ahí en adelante estaba garantizado que la pasaría bien, sin embargo, no conté con que a Café Tacuba (la sorpresa de la noche), lo enviarían al escenario azul, donde yo esperaba que comenzara a tocar el Panteón Rococó, para cuando comenzó Café Tacaba, era difícil (por no decir imposible) salir del lugar donde me encontraba, así que me lo receté completito... estaba tan cansada cuando terminó que fui a las gradas y para acabar con mi desdichado cuadro vi a Moderatto...
Todo estaba atrasadísimo, por lo que a la 1:30 am, terminó la actividad en el escenario rojo y yo estaba algo triste, por no haber esperado al Panteón... sin embargo, al bajar de las gradas alcance a escuchar la voz de Chava, de la Casta, para mi buena suerte, todo se había atrasado tanto que a esa hora estaba iniciando la Casta en el escenario azul, estabamos cansadísimos, pero sabíamos que era lo último del día y que de ahí hasta el próximo año (si tenemos suerte), volveremos a tener otro festival!.
La Casta fue realmente LO MEJOR del festival, su música, performance, voz e interpretación crearon un ambiente íntimo, profundo, nostálgico... cantaron sus canciones o nuestras canciones... indudablemente no podía haber un mejor cierre para todo el festival que la Casta con Transfusión por ahí de las 2:41 de la mañana!

... y sí, la neta sí, rulé en los anillos de Saturno.

1 comentario:

Carlos O. Ramírez dijo...

Mmmmm, cierto, ese Vive Latino fue bastante bueno. Qué lástima no conocerte, en verdad.