junio 25, 2007

Evolución estelar

Fotografía "Tarantula Nebula" de Stocktrek

Durante mucho tiempo se creyó que las estrellas eran enormes bolas de fuego perpetuo.

Después de muchos años de estudio, hoy en día se sabe que la vida de las estrellas está regida por distintos tipos de reacciones nucleares y por cómo las estrellas reaccionam ante los cambios que en ellas se producen al variar su temperatura y composición internas.
Por ello, la evolución estelar puede describirse como una batalla entre dos fuerzas: la gravitatoria, que a partir de una nube de gas desde la formación de una estrella tiende a comprimirla y a conducirla al colapso gravitatorio, y la nuclear, que tiende a oponerse a esa contracción generando energía por medio de reacciones nucleares.

Y no es que me sienta tan especial como una estrella, sin embargo mientras la fuerza gravitatoria de mi entorno me encamina en una "evolución" de la que aún desconozco el sentido y que, lógicamente termina por imponerse a mi energía interna, esta última de forma natural y contrastante trata de oponerse a la trayectoria de la primera.

Supongo que el tiempo será quien decidirá (en mi caso), cual de ambos procesos es más que el otro... al menos mientras yo permito que ambos coexistan en mi realidad!

2 comentarios:

Oso Robert dijo...

Hola!!

Esta padre tu blog!! Esta shido lo que comentas sobre las fuerzas que se oponen. Creo que en el universo siempre habra una fuerza que contrarreste a otra para que pueda existir un equilibrio, de otra forma creo que nada podría existir.

Salu2!!

Carimy dijo...

Oso Robert:

Este es tu blog... jejeje (gracias por lo de padre... chapitas de Heidi).

Y si, coincido en la idea de la contraposición de energías y su regeneración... para el equilibrio, para su evolución.

Un beso