marzo 28, 2007

Vouyer



Voy tarde, últimamente siempre voy tarde, no es que antes haya sido todo un ejemplo de puntualidad pero a lo más tenía 15 minutos perdidos en mi vida... tac, tac, tac, tac, sigo andando con prisa, como si el ritmo de las ideas y los pensamientos pudieran marcar la velocidad del andar. El espacio, cada vez más reducido... el tiempo cada vez más agotado...

No puedo creer que se haya consumido el primer trimestre del año, ni siquiera me di cuenta de que pasé por él... de que el tiempo se ha acumulado otra vez.

Supera mi capacidad de entendimiento la cantidad de cosas que han sucedido en menos de un mes, mi presencia en muchos de las "yes" que he visto aparecer se ha visto reducida a la observación, es como si fuera una testigo lejana de lo que sucede... ángeles que se van, ángeles que llegan.

Tac, tac, tac... logré encontrar un espacio... ahora sólo falta caminar unas calles, hacía tiempo que no caminaba sola por la noche y aunque lo disfruto llega la nostalgia por el Shack, por su culpa perdí la costumbre de caminar sola por la noche; con todo lo ocupada que he estado no le he llamado... me tranquiliza su estrenado entusiasmo y la sonrisa plena que que trae instalada, signos sin duda de lo feliz que se siente con su nueva vida.

Pensaba que era un pequeño tramo el que caminaría, es un poco más...me preocupa estar consumiendo el tiempo que tiene el Bolo para estar en ese lugar, que pena, él ni tenía planeado asistir!... es curiosa la cantidad de cosas que suceden sin ninguna planeación, como las risas de ayer con él, el Capi y Lucas, en el fondo siguen siendo los mismos niños que cuando los conocí... eso de pelear por ser el consentido... wow! Ahora ya hablan de futuros matrimonios... Lucas, llena de agobios y prisas, nos vendrá de genética? Quisiera tener el ánimo y todas las respuestas para llenar el vacío que han dejado los sueños... quitar el cansancio... acabar con la espera... llenar la sonrisa.

Está oscuro y un poco solo y aún así no siento miedo... me gusta sentir el viento en la cara... llenar las bolsas del pantalón con mis manos, frías como siempre, heladas por la migraña... tac, tac, tac, tac, 9:45 pm muero de ansiedad por el primer cigarrillo... la idea de salir temprano de la reunión se ve lejana!, si logro llegar a las 10 pm cómo demonios hago para despedirme a las 10:30?... en fin, tocará nuevamente desmañarme en sábado, Yoya no tiene la culpa del desorden de horarios que traigo y necesitamos hablar... su vida ha cambiado tanto, quisiera pensar que "la ausencia" de su ángel está siendo asimilada con un poco de paz... claro! Se que el vacío siempre estará ahí, pero también habrá nuevos espacios que se llenarán... ojala y con Arnie (otra vez a la conquista de ingenieros?, en mi caso deseo no!) ahora si se le haga diseñar un nuevo camino real, viable, a su gusto y medida.

Llego a la acera de las flores, las gerberas roban mi atención... tac, tac, tac, tac, mis pasos se quieren detener un momento a la contemplación de esa estampa... yo me quiero detener... y Barbie que fue quien nos embarcó al Bolo y a mí en ese compromiso me llama para decir que de plano ya no llega, ah! habría sido divertida la cena con su chispeante locura cotidiana, las risas contagiosas, la eterna e ilustrativa charla sobre esa fascinación por los hombres... yo la observo y la encuentro más bien fascinada por la vida!

Tac, tac, tac, tic, tic, tic... agua, velocidad, luces, pensamientos divagantes y vertiginosos… veo venir mi caída entre las flores... y vuelo!... el dolor, el incesante dolor... ayuda?, no he pedido ayuda, nunca la espero, ni siquiera como esa de la que Jazz me habló que espera de un héroe que la salve... cuando recuerdo esa plática me gusta pensar que no necesito que alguien me salve y no por soberbia, en realidad me da miedo pensar que no exista alguien que aparezca ante un SOS.

Y sin pedirlo, llega la ayuda... porqué me da pena decir que no quiero ayuda? ... acepto el auxilio por no ser descortés y dejar en el aire esa mano, pero sinceramente me gustaría quedarme un momento más en el suelo, preferiría decir no, gracias!... como cuando James recién llegado al cubo me ofrecía su tiempo y ayuda y yo en mi entera desconfianza me negaba a recibirla dejando en sus manos cosas que consideraba sin importancia, que tonta! hace tanto tiempo de ello... hoy, justo hoy en este momento él ya está poniendo sus cimientos reforzado por Rox... Tan fuerte ha sido todo que Ana decidió reaparecer, nos veremos y cuando nos invada nuevamente el silencio estaremos cómodas en él... ese confort en silencio que sólo se logra estando con los amigos, aliados, ángles... ángeles! ha llegado uno nuevo, importante, trascendente: Regina, aunque su llegada ha sido traumática afortunadamente no resultó trágica!, yo toda temerosa para hacer una simple llamada (no logro evadir el trauma!!!) y Shivis sumamente fuerte... aunque no la he visto aguardo paciente... se que pronto estaremos en ello!

Me levanto, adolorida, entintada de violeta en mi piel... trato de limpiar el polvo de mi ropa y de limpiar el pequeño golpe en la barbilla... Resbalé? Tropecé? No lo se, lo importante es continuar para por fin llegar...

El Bolo me hizo entrar en razón sobre mi agobiante, estresante e inútil prisa eterna... tantas ideas, tantos sueños... no puedo caminar a la par... no debo caminar a la par de ritmos ajenos... es bueno salir de ello, respirar y pensar que mi esencia me pertenece, que la Brujis tiene razón en mandar a volar esa estructura que la ahoga... que Meli no debe estar al capricho de otros... que el Gordo hizo bien cuando se complacio un gusto fuera de los parámetros socialmente establecidos...

Es bueno tomarse un tiempo y mirar el espacio para después decidir y caminar a nuestro propio ritmo... para qué o porqué la prisa? me pregunta Snowy... quién mejor que ella para hablarme sobre el tiempo? Después de explorar ese triste vacío que dejó el despojo definitivo que sufrió y la dejo profundamente herida, hoy han resurgido nuevos sueños y anhelos, no se conforma y quiere el paquete completo... vieja preciosa: bienvenida a tu vida!

Desde el claustro que me ha impuesto la oficina durante mes y medio, adolorida por la caída y mi recién adquirida tos, miro los giros y vuelos de mis amigos, me entusiasmo con ellos, sonrío y cruzo los dedos... parece que junto con las 3 décadas llegan en grupo las "yes" de sus caminos, las decisiones y definiciones... decido dejar de agobiarme y de peperepear, este es mi momento de mirar. Seguro en poco tiempo llegará el momento de accionar!

Gracias por los mensajitos msg con saludos (a veces no respondidos por mi, lo siento! cuando he llegado a mi lugar ya se han desconectado)... sobretodo gracias a su paciencia ante mi ausencia... ya pronto!

La ausencia no significa olvido...

2 comentarios:

Carlos O. Ramírez dijo...

leyéndote me acordé de esa peli donde natalie portman camina por la calle y la empuja un coche. Entonces, el otro protagonista de la película (no recuerdo quién es) va y la ayuda. Ella, aún sobre el piso, abre los ojos y le dice "Hola extraño". El tipo resulta ser un patán, pero se me quedó grabada esa imagen porque "eso sólo pasa en las películas"... yo no hubiera sido tan patán.

Carimy dijo...

Ja!... pues hasta eso, corrí con suerte y el tipo que me ayudo fue muy atento... sólo que yo aún no estaba lista para "retomar" mi camino, ni siquiera se rieron los que me vieron (que aguados!), yo si lo hubiera hecho, si no me hubiera dolido tanto !!!

Jajaja, y claro! con Natalie Portman sólo podrían portarse patanes en una pelí...

Un beso